Columna vertebral de los mamíferos

A pesar de existir una biodiversidad extensa y de amplia gama en el reino animal, las criaturas que han evolucionado constantemente son los que disponen de una columna vertebral, singularmente las criaturas con esta característica tienen una estructura algo similar a la de un ser humano.

La anatomía de los mamíferos, registra que la constitución de su estructura ósea, está estructurada a partir la superposición de pequeños discos, llamados vertebras, distintivamente la cantidad y disposición de estas en la anatomía de cada mamífero, suele variar en torno al diseño anatómico que corresponde a cada especie.

Columna vertebral de los mamíferos

Esqueleto de un mamífero

El esqueleto de los mamíferos se describe por la mejora considerable del cráneo y por su modificado ajuste con la mandíbula inferior. Del mismo modo, en muchas criaturas de sangre caliente hay siete vértebras en el cuello y hay una división entre la cavidad torácica y del estómago mediante un diafragma muscular.

Particularmente, el esqueleto de todas las criaturas bien evolucionadas como los mamíferos se componen de una morfología similar en la mayoría de ellos, se constituyen de una estructura central para su caso: la cabeza, también tienen una columna vertebral y del mismo modo disponen de una cierta cantidad de costillas.

Diferencias entre la columna vertebral del hombre y la de los mamíferos

Existen grandes contrastes entre el segmento vertebral del hombre y la estructura ósea de criaturas bien evolucionadas como los animales mamíferos. Básicamente el esqueleto del hombre puede pararse debido a la forma en que las articulaciones de las caderas se alinean como filamentos sólidos y tendones que se ajustan y dan solidez.

Mientras que para los animales mamíferos, no suele suceder igual, del mismo modo diferentes criaturas también tienen líneas fibrosas pero son mucho más esbeltas, por ejemplo en el Homo sapiens el arco de la columna vertebral es diferente al del humano, también las estructuras nerviosas antes de las caderas difieren, en consecuencia el estar de pie no es posible.

Columna vertebral en otros animales

Todas las criaturas de sangre caliente, desde el ratón hasta la jirafa e incluso hasta el hombre, tienen una cantidad similar de vértebras cervicales: siete, con el excepcional caso especial del lánguido, que tiene diez. Una distinción de animales mamíferos, criaturas voladoras y reptiles demuestran una increíble variedad en la cantidad de cervicales.

Particularmente la constitución del sistema óseo de las diversas clases de animales que existen en el reino animal, todos disponen singularmente, de una columna vertebral, sin embargo la diferencia notoria en cada especie, va ligada con la arquitectura anatómica que corresponde a cada diseño propio del animal. El esqueleto de todos difiere.


Deja un comentario

contador web gratis